SANTUARIO Y PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DE LOURDES

Gruta y Basílica. Quinta Normal, Santiago de Chile.


Inicio > Lourdes Chile > Revista El Eco de Lourdes


REVISTA EL ECO DE LOURDES

“Difundir el Eco es amar a María”

El Eco de Lourdes

Están en circulación la edición SEPTIEMBRE-OCTUBRE DE 2016 y el CALENDARIO MURAL 2017 de la revista “El Eco de Lourdes”. Disponibles en el Bazar “Recuerdos de Lourdes” y en las oficinas del Santuario: Paseo Lourdes 645, Quinta Normal, Santiago. Se pueden hacer suscripciones y pedidos de ediciones anteriores de la revista. E-mail ecodelourdes@gmail.com

EDITORIAL:

Hno. Ramón Gutiérrez

Salir hacia el otro.

Estamos concluyendo el Año de la Misericordia (20 de noviembre), el año solamente, porque misericordia no es asunto de años, meses o semanas. Es tarea diaria.

Hemos recibido, durante este año, muchas enseñanzas del Papa y de los obispos sobre la misericordia.

Al finalizar el mes de agosto, el Papa Francisco se dirigió al Jubileo Continental de la Misericordia, celebrado en Bogotá y en parte de su mensaje dice:

“Estamos insertos en una cultura fracturada, en una cultura que respira descarte. Una cultura viciada por la exclusión de todo lo que puede atentar contra los intereses de unos pocos. Una cultura que va dejando por el camino rostros de ancianos, de niños, de minorías étnicas que son vistas como amenaza. Una cultura que poco a poco promueve la comodidad de unos pocos en aumento del sufrimiento de muchos. Una cultura que no sabe acompañar a los jóvenes en sus sueños narcotizándolos con promesas de felicidades etéreas y esconde la memoria viva de sus mayores. Una cultura que ha desperdiciado la sabiduría de los pueblos indígenas y que no ha sabido cuidar la riqueza de sus tierras”.

En el texto de más arriba el Papa nos indica un camino, una línea segura para construir la misericordia y vivir conforme a ella en nuestro ambiente.

Lourdes de Santiago ha recibido a miles de peregrinos que han pasado por la Puerta Jubilar de la Basílica, han sido personas de toda edad y de toda condición social. Todas han sido debidamente catequizadas. Se les ha indicado que la puerta es Cristo, que entramos para dejarnos abrazar por el amor del Padre, para alcanzar las bondades de Dios para ellos mismos o para sus familiares vivos o difuntos.

Salir hacia los demás, haciendo realidad palpable las obras de misericordia, es la gran invitación de este año jubilar.

Queremos que cambie nuestro corazón y nuestras vidas y que eso se note en nuestra conducta diaria.

Queremos que todas las energías que gastamos en nuestras miserias las convirtamos en riquezas que hagan bien a los que nos rodean.

Queremos una sociedad justa y feliz. A esta sociedad que nos toca vivir le falta mucho para ser justa, para ser buena. Y esto lo refuerza el Papa Francisco, diciendo:

“Todos nos damos cuenta, lo sabemos que vivimos en una sociedad herida, eso nadie lo duda. Vivimos en una sociedad que sangra y el costo de sus heridas normalmente lo terminan pagando los más indefensos. Pero es precisamente a esta sociedad, a esta cultura adonde el Señor nos envía. Nos envía e impulsa a llevar el bálsamo de «su» presencia. Nos envía con un solo programa: tratarnos con misericordia. Hacernos prójimos de esos miles de indefensos que caminan en nuestra amada tierra americana proponiendo un trato diferente”.

El llamado es a salir hacia el otro, sin miedo y sin cálculos mezquinos.

HNO. RAMÓN GUTIÉRREZ, a.a.
Director de “El Eco de Lourdes”.

Monseñor Da Cruz, Obispo Emérito Juazeiro Brasil

ARTÍCULOS DESTACADOS DE LA REVISTA:

Comentarios y sugerencias, favor contactarse con el Director de la Revista, Hno. Ramón Gutiérrez, e-mail capuli60@gmail.com “Difundir el Eco es amar a María”. Lea todo el contenido de la revista. Compre su ejemplar en el Santuario de Lourdes y hágase suscriptor.

OBISPO EMÉRITO ASUNCIONISTA BRASILEÑO, MONSEÑOR JOSÉ GERALDO DA CRUZ, A.A.:

“Caminando, las cosas y las personas se adaptan”.

Tuve la alegría de acompañar a mi hermano (de Congregación), Obispo de Juazeiro, el día que entregó el báculo al nuevo obispo diocesano, pasando él automáticamente a ser emérito. Fui el único Religioso Asuncionista en esa fiesta de la Iglesia que peregrina en Juazeiro.

El año 2014 ya había estado en esa ciudad y tuve la suerte de compartir con muchos laicos, sacerdotes y algunas religiosas. Fue en la fecha en que Mons. José Geraldo Da Cruz otorgó a la catedral el título de Santuario a Nuestra Señora de las Grutas (Nossa Senhora das Grotas). En esos días había un ambiente de fiesta, de alegría, de piedad profunda.

Esta vez el ambiente que pude percibir era diferente. Había cambio de obispo y, en estos casos, se alteran los sentimientos de las personas. Es lo que percibí.

Conocí y dialogué algunos minutos con el nuevo obispo que me pareció amable, afectuoso e interesado por las personas. Habla correctamente el castellano.

Mi hermano obispo estaba muy atareado ordenando su casa habitación y sus últimos papeles como obispo titular. Se llegaba al momento del traspaso.

Pude comprobar la gran generosidad de estos hombres que, llamados por la jerarquía de la Iglesia, dejan todo y se hacen verdaderos esposos de sus Iglesias. Para ellos, solamente existe la fidelidad al Señor y al pueblo de Dios que se les ha confiado. Pero esta hermosa actitud no deja de plantearme cuestionamientos. A los 75 años deben renunciar y el Papa les acepta la renuncia casi enseguida que cumplen años, es así en la mayoría de los casos.

Y cumplidas esas formalidades, el obispo es ya jubilado = emérito. Si bien los religiosos nombrados obispos, luego del término de su servicio pueden volver a sus familias religiosas, la inmensa mayoría de obispos diocesanos deben buscar algún alero, quedarse en sus diócesis, vivir con sus familiares, o vivir en casas sacerdotales. Pueden desempeñar múltiples tareas, pero ya con el peso de sentirse y ser jubilados (eméritos).

José Geraldo ha optado por quedarse en su diócesis, sin cortar lazos con los Religiosos Asuncionistas y menos con su familia que es muy numerosa, pero que está a muchos kilómetros de distancia.

Mons. José Geraldo Da Cruz, Obispo Emérito de Juazeiro-Bahía, Brasil, fue nombrado Obispo el 4 de junio de 2003. Su ordenación episcopal fue el 16 de agosto de 2003. Su lema episcopal: ADVENIAT REGNUM TUUM (Venga a nosotros tu Reino). Nació en Muriaé, Minas Geraias-Brasil, el 8 de agosto de 1941. Su entrada solemne en la diócesis fue el 30 de agosto de 2003. Entregó el báculo y pasó a ser emérito, el día 7 de septiembre de 2016.

Catedral de Juazeiro

Mons. Carlos Alberto Breis Pereira, OFM, Obispo de Juazeiro. Nombrado Obispo Coadjutor (auxiliar) de Juazeiro el 17 de febrero de 2016. Nació el 16 de septiembre de 1965 en Sao Francisco do Sul, Santa Catarina, Brasil. Asumió la diócesis de Juazeiro el 7 de septiembre de 2016.

Algunos rostros y nombres que no puedo olvidar y que, de distintas formas, me acogieron e hicieron sentir en casa. Ciertamente, olvido algunos, pero a todas y todos los llevo en el corazón: Lucía, experta y hábil dueña de casa. Lily, sonriente secretaria con la cual llegué a entenderme hablando cada uno en su idioma. Julia, tierna niñita que hace las delicias de quienes la observan: tuvo un hermoso cumpleaños. Joilma y su hijo Pablo, excelentes vecinos y amables personas. María Aparecida y su esposo, con ella vivimos la procesión de Nuestra Señora de las Grutas y con ambos un hermoso paseo en lancha por el río San Francisco. Pbro. Isael Brito, Canciller de la diócesis, nunca olvidaré el almuerzo con su familia y la bondad de su señora madre. Leonardo Rodrigues, buen comunicador y generoso para compartir material gráfico conmigo.

Hno. Ramón, a.a.

Monseñor José Geraldo Da Cruz, a.a.

"EL PUEBLO SENCILLO Y ACOGEDOR INFLAMÓ MI CORAZÓN":

Homilía de Mons. José Geraldo Da Cruz, al entregar el gobierno de la diócesis de Juazeiro-Bahía, Brasil.

Queridos hermanos en el Episcopado, Obispo y Arzobispo, queridos hermanos en el sacerdocio, muy especialmente al presbiterio de la Diócesis de Juazeiro, religiosas y religiosos, hermanos y hermanas, pueblo de Dios:

“Yo mismo, hermanos, al venir a ustedes no llegué con palabras ni discursos elevados para anunciarles el mensaje de Dios. Me propuse no saber otra cosa entre ustedes sino a Cristo Jesús y a éste crucificado. Me presenté débil, iba inquieto y con mucho temor, de manera que no tenía lenguaje ni los discursos de los que saben hablar y conquistar a sus oyentes. Pero sí, se manifestó el Espíritu con su poder, para que ustedes creyeran, no ya por la sabiduría de un hombre, sino por el poder de Dios”. (1 Corintios 2, 1-5)

Estas palabras de san Pablo a los cristianos de Corinto resumen lo que pienso, lo que hice y lo que traté de vivir con ustedes.

En este momento, me dejo interpelar por la Palabra de Dios que acabamos de oír con la figura del Buen Pastor y de las Bienaventuranzas.

Religioso Asuncionista, nombrado obispo escogí la divisa de la Congregación para guiar mis pasos en la misión: Congregar a todas las personas en el Pueblo de Dios. El lema: “Venga a nosotros tu Reino” me impulsó e impulsa a trabajar por la venida del Reino de Dios en nosotros y en el mundo. Como el Padre lo envió, así Jesucristo nos envía con la promesa de su espíritu para servir a nuestros hermanos y hermanas a través del anuncio del Evangelio, en un anhelo de compartir las alegrías y las esperanzas, las tristezas y las angustias de los hombres y de las mujeres, especialmente de los más pobres. Por eso, queremos ser solidarios de sus aspiraciones y de sus esfuerzos, participando en la construcción de un mundo más justo y más fraterno.

Recién nombrado Obispo, el 4 de junio de 2003, en mi primer mensaje al Pueblo de Dios que está en esta iglesia particular de Juazeiro, yo manifestaba el deseo de trabajar para la edificación de la Iglesia por el anuncio de Jesucristo, dando prioridad a la formación de laicos comprometidos, al despertar y al acompañamiento de las vocaciones cristianas, especialmente las vocaciones sacerdotales. Eso que fue realizado con la gracia de Dios y el esfuerzo de muchas personas, el fruto de ese trabajo se puede observar porque está vivo en medio de nosotros.

También decía entonces, que el anuncio de Jesucristo es inseparable de la promoción de toda persona humana, en la justicia, en el amor y en la unidad. Este esfuerzo de comunión y participación impregnó todo nuestro trabajo. “Mineiro”, (del estado de Minas Gerais), traído por las aguas del río San Francisco, aquí aporté y aquí crié raíces, no pasé con las aguas, fui fecundado por ellas, la belleza y el encanto de la “caatinga” (es un tipo de vegetación y una ecorregión caracterizada por esa vegetación en el Brasil nordestino), me cautivaron y me sedujeron, el pueblo sencillo y acogedor inflamó mi corazón y me hizo optar por continuar viviendo en esta ciudad que desde mi llegada, pasó a ser mía. Este es mi pueblo, por el cual tengo un inmenso amor. Aquí me quedaré y si Dios quiere, aquí reposarán mis restos mortales.

Agradezco a Dios y a todas las personas que, directa e indirectamente, participaron en esta caminata conmigo, en la animación pastoral y en la administración diocesana. Un gran agradecimiento especial y cariñoso a todo el clero, mis hermanos y, también, hijos. Antes de llegar, les decía que necesitaríamos comernos una (bruaca), maleta de sal para podernos conocer. Todavía no terminamos de comernos esta maleta de cuero crudo llena de sal, pero el conocimiento es muy profundo y fraterno, valió la pena caminar con ustedes. Recen por mí para que continúe firme en la fe, alegre en la esperanza y fecundo en el amor, para que yo pueda continuar sirviendo al Pueblo de Dios en esta nueva forma de vida.

Acojo de brazos y corazón abierto a mi sucesor, Dom Carlos Alberto Breis Pereira, que no fue traído por las aguas del río, pero fue marcado por el nombre del río, pues él es de Sao Francisco do Sul. Desde joven, él optó por el Nordeste, donde vive ya desde hace muchos años. Que la Virgen y Madre Nossa Senhora das Grotas marque su apostolado con el alma y la sabiduría del indio y del vaquero que la encontraron, y que camine sereno y fecundo como las aguas del río que nos bañan. Caminando, las cosas y las personas se adaptan.

Dom José Geraldo Da Cruz, a.a.
Obispo Emérito de Juazeiro.

Juazeiro, 7 de septiembre de 2016, Año de la Misericordia, Día de la Independencia de Brasil.

Calendario Mural 2017 parte superior

<< Lourdes Chile <<

Información General | Mapa del Sitio | Condiciones de Uso | Salir a Portada